Autocuidado

Publicado el 20/05/2019 por La Mujer Pulpo

 


Autocuidado

 

Si acudimos a la etimología de la palabra, está conformada de dos palabras: auto del griego αὐτο que significa «propio» o «por uno mismo», y cuidado del latín cogitātus que significa «pensamiento». Tenemos entonces el cuidado propio, cuidado por uno mismo literalmente.

Me parece un buen inicio, para recordarnos que el acto de cuidar comienza por uno mismo. Sin embargo, la realidad diaria nos lo hace olvidar. El consumo y búsqueda de soluciones rápidas y fáciles para cualquier problema, nos ha llevado también a buscar soluciones rápidas a problemas no tan sencillos, a problemas de salud.

 

Comenzamos con un pequeño dolor de cabeza, un ligero problema de espalda y terminamos con verdaderos problemas de salud crónicos cómo la hipertensión o la artritis, sin olvidar cuestiones agudas que nos hacen pasar por un quirófano ó procesos oncológicos en un momento concreto de nuestra vida.

Con esta entrada me gustaría hacerte partícipe de la gran capacidad de que tenemos todos los individuos de generar salud y bienestar, siempre que seamos conscientes y pongamos todos nuestros recursos a favor de ello.

 

 

Cuidar comienza por uno mismo, para luego ser capaz de prestar esa atención a todo los que nos rodea: familia, trabajo, relaciones.

El autocuidado se refiere a las prácticas cotidianas y a las decisiones sobre ellas, que realiza una persona, para cuidar de su salud; estas prácticas son ‘hábitos o técnicas’ aprendidas a través de toda la vida, de uso continuo, que se emplean por libre decisión, con el propósito de fortalecer o restablecer la salud y prevenir la enfermedad.

 

 

Además de prestar cuidados en momentos concretos en los que hay déficit de salud, en Proyecto Cuidar estamos comprometidas con la prevención de la salud. Queremos ofrecer herramientas de salud para favorecer equilibrio en el día a día de cualquier persona, que nos ayudan a tomar mejores decisiones, a resolver conflictos con menos esfuerzo o a vivir desde el equilibrio emocional. Nos ocupamos tanto de nuestros pacientes cómo de su entorno. Cuidamos al cuidador, también.

 

Un buen estado de salud está basado en :

  • Hábitos saludables de alimentación y ejercicio.
  • Buena comunicación: con uno mismo y nuestro entorno.
  • Buen descanso: dormir es invertir en salud.
  • Gestión de emociones en nuestros día a día: Identificar estados de ánimo y actuar en consecuencia.
  • Relaciones saludables, que nos acompañen en nuestro día a día, para colaborar y ayudarnos a crecer.

 

Prevenir problemas de salud comienza por estas pautas y somos los únicos responsables de ello. Dar la responsabilidad a otros, es eliminar nuestra capacidad innata de elegir. Y hemos nacido con capacidad de elegir ¡lo olvidamos rápido!

Somos un equipo de enfermeras que además de darte los cuidados especializados que mejor sabemos: curas, administración de medicación, atención de pacientes a domicilio, cuidados paliativos, además te acompañamos en tu cambio de hábitos con herramientas actuales y con resultados: mindfullness, acupuntura, PNL,EMDR.

Quiero recordarte que puedes elegir una vida saludable, puedes elegir buenos hábitos y buena gente a tu alrededor. ¡Estamos a tiempo siempre de CUIDARNOS! Elimina la ansiedad, el miedo, el stress, el sobrepeso… y todo lo que no te permite vivir en plenitud.

Afronta la vida con valentía, estás a tiempo. Te acompañamos.

 


Autora:    Lourdes Viedma (Proyecto Cuidar)

 

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad *