El secreto de Rubindul, de Adriana García


Conversando sobre libros en La Cueva

 

Tenía ganas desde hace algún tiempo de traer hasta esta sección de La Tinta Negra de La Cueva de La Mujer Pulpo a una mujer sorprendente. Una mujer con dos caras. Una muy distinta de la otra y ambas buenas. Su nombre es Adriana García.

En su cara A la encontramos en su faceta de médico en su gabinete de Boadilla del Monte.  Y su cara B es una incógnita según avanzamos en la lectura y pasamos páginas. Adriana escribe. Es su pasión y, además, desde que era bien pequeña.

Y como una de mis pasiones es la comunicación no me he podido resistir a hacerla unas cuantas preguntas para conocerla un poco mejor. ¡Vamos con la entrevista!

 

Adriana, en qué  consiste el nuevo libro Magnusia?

Adriana:  Es la tercera parte de la trilogía “El secreto de Rubindul”. El primer libro de la trilogía es “El Elegido” y el segundo “El poder de Belsisor”. Ambos están a la venta desde hace unos años y ahora “Magnusia” pone el broche final a la historia de Rubindul.

En esta trilogía se cuenta una historia de fantasía dirigida a niños entre doce y cien años o más.

¡Todos sabemos que la fantasía no tiene edad!

 

¿Cuánto tiempo has tardado en escribir este cierre de la trilogía? ¿Te ha costado encontrar un buen final o ya estaba escrito en tu mente desde que comenzaste con la saga El secreto de Rubindul?

Adriana:     La historia la escribí entera a lo largo de tres meses y medio aproximadamente cuando yo tenía diecisiete años. “El secreto de Rubindul” comenzó como un trabajo para Lengua y Literatura en mi año de COU en el instituto. Inicialmente eran veinte páginas, un trabajo que me calificaron con un sobresaliente.

Luego, en el verano de ese curso, reescribí la historia y esos escasos folios iniciales terminaron siendo los más de quinientos que forman la trilogía de hoy.

Y tuve la gran suerte de que, cuando se me ocurrió la idea, vi la historia completa. Sabía el principio, el final y todo lo que iba a pasar a lo largo del libro. Así que solo tuve que transcribir al papel lo que iba viendo en mi mente.

 

Para aquellos que te acaban de descubrir, cuéntanos de qué va esta historia en forma de trilogía. Tipo de género, público al que se dirige…

Adriana:      Como he dicho antes,El secreto de Rubindul” es una trilogía de fantasía para jóvenes de doce a cien años. Cuenta la historia de Rubindul, un niño que es elegido por el Destino para convertirse a sus dieciocho años en un poderoso paladín que tendrá que salvar al planeta Erantia y a las siete razas que moran en él del terrible Belsisor.

Para ello se le otorgan grandes poderes, un arma singular y una curiosa mascota que no es otra que un caracol muy, muy especial. Todo lo necesitará Rubindul para hacer frente a Belsisor, una bestia que lleva varios milenios encerrado en unas catacumbas y que a causa de una serie de desafortunados acontecimientos que se producen en Erantia está a punto de liberarse para instaurar el caos en este planeta e imponer a todos un reinado de terror.

Trilogía “El Secreto de Rubindul”

                                                                                                                                             

¿Y cómo a una doctora de carrera y profesión como tú le dio un buen día por escribir? ¿O no fue cosa de un buen día?

Adriana:  Realmente no fue cosa de un buen día. Después de escribir la trilogía en el verano de COU, guardé los quinientos folios resultantes de aquel trabajo en una caja de cartón que a continuación metí en un baúl en la buhardilla de mi casa. Y ahí estuvieron durante más de veinte años olvidados en el tiempo y en mi memoria.

Al cabo de ese tiempo, mi hijo mayor, que estaba por entonces en segundo de ESO, tuvo que hacer un trabajo de fantasía para la asignatura de Lengua y Rubindul se hizo presente en mi vida nuevamente.

Por eso, en la primera ocasión que tuve de volver a mi casa en Almendral, un pueblo de la provincia de Badajoz, pude recuperar aquella caja de cartón llena de folios manuscritos con la historia de Rubindul. Luego me lo traje a mi casa de Boadilla del Monte en Madrid y lo pasé a ordenador. Y resultó ser una historia tan extensa que decidí dividirla en partes y así nació la trilogía.

  

¿Cómo fueron tus comienzos? ¿Cómo diste el paso de publicar una vez tenías ya tus historias escritas?

Adriana:   Con todo este trabajo de pasar la historia a ordenador hecho, que por cierto me llevó tres años dado que trabajaba como médico todo el día y tenía una casa y una familia que atender,  se me ocurrió la idea de publicarla. Y a ello me puse.

Así que escribí un email con una carta de presentación mía y de mi libro y en un archivo adjunto puse los tres primeros capítulos de la historia. Luego busque en internet un listado de editoriales que publicaran fantasía y empecé a mandar ese email a todas ellas. Mandé casi doscientos hasta que un buen día lo conseguí.

A mi editorial, Ediciones Idampa, le bastó con leer las diez primeras líneas del manuscrito para querer publicarla. Y unos meses después de entregárselo, “El secreto de Rubindul” salió a la venta y yo comencé mi aventura literaria.

 

Colección Jara

El secreto de Rubindul es lo primero que escribiste pero no es lo único que has escrito, ¿verdad?

Adriana: El secreto de Rubindul” es lo primero que escribí y también lo primero que publiqué. Creo que Rubindul perduró en el tiempo porque lo guardé un baúl y porque tenía que perdurar. Yo soy de la idea de que las cosas pasan porque tienen que pasar y también que cada paso que das en la vida, lo das para propiciar el siguiente que has de dar a continuación.

Aunque después de publicar Rubindul he seguido escribiendo nuevas historias que también se han publicado. Hablo de “Jara”, un coleccionable de aventuras de fantasía también, para niños de ocho años en adelante. Hay cuatro títulos publicados y diez escritos. Los seis que faltan se irán publicando en el futuro. Y también está “Edriel”, la historia de un hada para niños entre seis y ocho años porque es un cuanto ilustrado de la misma temática: fantasía.

Tengo la suerte de que, a día de hoy, todos mis libros “Rubindul”, “Jara” y “Edriel”, están como lectura obligatoria en  numerosos colegios e institutos de toda España. Por eso, en Noviembre y Diciembre, en Abril, y en los meses de Junio y Julio tengo una agenda muy apretada para poder visitar estos centros que trabajan con mis libros y hacer “un encuentro con autor” del que tanto los alumnos que han leído alguno de mis libros,  como yo, disfrutamos gratamente.

Edriel

 

Y, ¿qué hay del futuro cercano? ¿Qué tienes entre manos? ¿Nos puedes avanzar algo?

Adriana:     El futuro más inmediato en mi carrera como escritora es dar un giro a la misma. Cambio mi registro y empiezo a escribir para un público adulto. Ya es mucho el material de fantasía que hay mío en la editorial y que se irá publicando poco a poco: los seis libros restantes de Jara, otra trilogía que será del estilo de Rubindul y varias historias más.

Pero la publicación más inminente, la que seguirá a “Magnusia”, será una novela de misterio con ciertos tintes de miedo y suspense para adultos. Estará dirigida a un público en una franja de edad por encima de los dieciséis años. Ya se está trabajando en ella para que podamos sacarla a la venta lo antes posible.

Pero además tengo escrita otra novela que es un drama y otra más muy especial. Y ambas verán la luz en un futuro. Ahora estoy escribiendo un thriller y aún tardaré un tiempo en terminarla.

 

De momento… esta Navidad podemos ya conocer el final de la historia de El secreto de Rubindul: Magnusia ¿Dónde podemos comprar el libro?

Adriana:    “Magnusia” y cualquiera de mis otros libros se pueden comprar en todas las librerías de España. Si no lo tienen en el momento de ir a comprarlos se pueden encargar y serán suministrados sin problemas por la distribuidora que los comercializa. También se pueden comprar en la Casa del Libro, en los Fnac, en Carrefour, Corte Inglés, en Amazon y en la web de Ediciones Idampa.

 

Para cerrar esta entrevista, me gustaría que me regalaras una FRASE  que sea INSPIRADORA para que otras mujeres decidan poner en marcha sus iniciativas, personales o profesionales.

Adriana:  Mi frase es esta:  “Los sueños, por muy imposibles que parezcan, si de verdad luchas por ellos terminas alcanzándolos porque no existe el fracaso, solo existe el abandono.”

 

Muchas gracias, Adriana, por este ratito de charla para conocerte algo mejor.

¡Seguiremos soñando!


Autora:  Irune Gómez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

X
- Enter Your Location -
- or -