• Área privada
  • ×

Endometriosis, la enfermedad invisible

Publicado el 14/03/2021 por Nerea Custodio
Mujer con dolor en la zona pélvica

Autora:  Nerea Custodio


 

///    Son muchas las mujeres que acuden al ginecólogo por señales como fuertes dolores menstruales, hinchazón en la zona de los ovarios, molestias a la hora de mantener relaciones… y que salen de consulta del ginecólogo tal y como han entrado. Así es la endometriosis, una enfermedad aún invisible.

Esta es una enfermedad silenciosa, algo complicada de ver y que afecta a más de 2 millones de mujeres en España y más 150 millones de mujeres en todo el mundo. Cifra estimada, ya que la endometriosis es una gran desconocida y es muy probable que muchas mujeres sean asintomáticas o que ni sepan que sufren la enfermedad aunque tengan los síntomas.

Por eso, el 14 de marzo es el Día Mundial de la Endometriosis; un día para concienciar de esta enfermedad.

 

¿Qué es la endometriosis?

 

La endometriosis es una enfermedad crónica por la que el tejido que sirve de revestimiento del endometrio, situado en el interior del útero, se genera en otras zonas del cuerpo como los ovarios, la vagina, las trompas de Falopio, en el tracto gastrointestinal y/o urinario o la pelvis.

Dicho tejido endometrial funciona exactamente igual que si estuviera en su sitio: aumenta, se descompone y sangra (así es como cada ciclo menstrual las mujeres manchamos). El problema es que luego no puede salir del cuerpo, causando así dolores (a veces intensos) durante el periodo.

 

Flor roja sobre zona pélvica de mujer

 

Aunque el síntoma principal de esta enfermedad es un fuerte dolor pélvico, existen otros síntomas comunes como:

  • Dismenorrea, dolor pélvico que comienza antes de la menstruación y suele durar varios días. También puede causar dolor en la parte baja de la espalda y en el abdomen.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales o tras de las mismas.
  • Dolor al orinar u orinar, siendo más probable este síntoma durante el periodo menstrual.
  • Durante la menstruación, el sangrado es excesivo y, además, puede haber sangrados entre periodos.
  • Problemas de fertilidad.

Por otro lado, aunque no existen causas exactas ni claras, sí que hay algunas explicaciones o factores que provocan que dicha enfermedad surja:

  • Menstruación retrógrada, que es cuando la sangre regresa por las trompas de Falopio hacia la zona pélvica en lugar de ser expulsada.
  • Transformación de las células peritoneales (interior del abdomen) y de células embrionarias (las que aparecen en las primeras etapas del desarrollo) en células parecidas al tejido endometrial.
  • Tras cirugías como cesáreas o histerectomías, las células endometriales pueden adherirse a las cicatrices.
  • Trastornos en el sistema inmunitario.
  • No haber dado nunca a luz.
  • Empezar el periodo en edad temprana y sufrir la menopausia en edad avanzada.
  • Ciclos menstruales cortos y periodos menstruales largos.
  • Factores genéticos.

 

Diagnóstico y tratamiento de la endometriosis

 

Esta enfermedad afecta a una de cada diez mujeres en edad fértil, pero es tan difícil de diagnosticar que pueden pasar 8 años desde el inicio de los síntomas hasta el diagnóstico. A pesar de ello, y gracias a la evolución, las mujeres cada vez somos más conscientes de la existencia de esta enfermedad, por lo que acuden antes al ginecólogo y se comienza a evaluar la situación de forma más temprana.

 

Mujer con dolores menstruales

 

El principal motivo de que el diagnóstico sea complicado, es que los síntomas de la enfermedad son muy parecidos a los dolores y señales del periodo. En algunas ocasiones se diagnostica como fibromialgias (dolores en los músculos y en el tejido fibroso). Por todo ello, es muy importante ser consciente de que, si creemos que nuestro dolor menstrual es excesivo, acudir a un profesional que ayude a saber la causa del mismo.

Respecto al tratamiento, la endometriosis no tiene cura pero sí que se puede tratar con antiinflamatorios, analgésicos u hormonas para que no se sufra tanto dolor o malestar. En algunos casos extremos, cuando la enfermedad provoca quistes o retracciones es necesaria una intervención quirúrgica.

En el caso de que sea necesaria la intervención, destaca la laparoscopia (cirugía poco invasiva que consiste en la visión de la zona pélvica y abdominal con ayuda de una lente) y la cirugía robótica.

 

Ayuda a la concienciación de esta enfermedad y de la visita al ginecólogo

 

A pesar de que ahora con tan solo teclear en Internet la palabra «endometriosis» salen una infinidad de páginas web que explican en qué consiste la enfermedad, es necesario concienciar a las mujeres de la existencia de la misma; es necesario que se celebre un Día Internacional de la Endometriosis.

Pero no solo de esta enfermedad. Las visitas al ginecólogo deben dejar de ser un tema tabú (al igual que todo lo relacionado con el aparato reproductor femenino). Es como un médico más, que trata una parte realmente importante del cuerpo de la mujer, por lo que las consultas deben ser de forma continuada y no solo cuando notamos un malestar o que algo va raro en nuestro cuerpo durante el periodo. Así podremos ahorrarnos disgustos innecesarios.

 


Autora:  Nerea Custodio

 

*Fuente imágenes artículo:  Pixabay y Pexels

 

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad *