• Área privada
  • ×

Sin miedo al Invierno

Publicado el 11/12/2013 por Irune Gómez

¡Hola, Mujer Pulpo!

¿Preparada para el EL INVIERNO? Ahora que ya ha llegado el frío es el momento adecuado para  preparar nuestra piel frente a las inclemencias del tiempo.

mascarilla de inviernoNuestra piel sufre con el frío. ¿Cuántas veces hemos oído eso de “tengo la cara cortada por el aire”? Sí, la piel se puede agrietar a consecuencia del viento y del frío, por eso es importante prepararla para que las consecuencias climáticas no la perjudiquen.

Pasamos de tener calor en lugares con calefacción a salir a la calle con bajas temperaturas y ello afecta a nuestra capa externa de piel, que sentimos tirante, ajada, y algunas veces con pequeñas venitas visibles, que la hacen más sensible a esos cambios.

 Así es que, vamos a proteger nuestra piel en tres pasos sencillos, preparándola para el duro invierno:

  •  El primer paso será limpiarla muy bien, con una buena leche limpiadora.
  •  El segundo aplicar un peeling.
  •  El tercero una mascarilla hidratante.

LECHE LIMPIADORA: Puede ser de varios tipos, según tu tipo de piel o preferencia. Existen en leche, crema, loción o jabón limpiador.

El primer paso es limpiarnos muy bien todo el rostro, cerciorándonos que no quede ningún resto de maquillaje. Si no te maquillas, límpiala igualmente, porque nuestros poros se ensucian con la polución y agentes externos que están en el ambiente. Retira muy bien toda la crema y no te olvides del cuello. Puedes utilizar discos de algodón o las esponjitas especiales que venden para ello.

PEELING: Existen varios tipos de peeling. El mejor es el que después de dejarlo unos minutos sobre la piel se quita frotándolo con las manos. No utilices peeling que estén hechos a base de cáscaras o huesos triturados de frutos por el hecho de ser mas naturales, ya que pueden contener minúsculas aristas que dañen tu piel.

El segundo paso es aplicar el peeling, excepto sobre los ojos. Existen varios tipos, así es que utilízalo según el que hayas comprado. Déjalo actuar y retíralo según las instrucciones del prospecto. Asegúrate de quitarlo todo muy bien. Para ello utiliza una esponjita o algodón impregnado en agua o en tónico.

MASCARILLA HIDRATANTE: Suele haber para cada tipo de piel. Elige la que mejor le vaya a la tuya. Ten en cuenta que la que le va bien a tu amiga, hermana… NO tiene porque ser la que tú necesites.

Tercer paso, la mascarilla hidratante. Después de retirar el peeling ponte la mascarilla sobre todo el rostro excepto la zona que rodea los ojos y déjala actuar. No te olvides del cuello. Normalmente no se retira; se deja que la piel la absorba por completo. Pero si pasados unos veinte minutos / media hora todavía tienes restos retira lo que la piel no haya absorbido con un algodón.

Dependiendo de la hora en que hagas el tratamiento…

  • si por ejemplo es a media mañana, cuando te vayas a acostar utiliza tu crema de noche normalmente pero en menor cantidad ese día.
  • si lo haces a ultima hora del día no hará falta que esa noche utilices tu crema.

Por la mañana sigue el tratamiento habitual. Si quieres puedes hacer esto una vez al mes, ya que al utilizar el peeling conseguimos retirar todas las células muertas y limpiar de impurezas los poros, consiguiendo que la piel se oxigene mejor y que las cremas que utilizamos a diario tengan mejor poder de penetración y sea mayor su efecto. La piel tiene un proceso de renovación cada 28 días más o menos. Si utilizamos el peeling a menudo entre ese periodo de tiempo corremos el riesgo de dañar la protección natural de la piel, que también es muy importante y necesaria. Si quieres hacer un tratamiento más seguido entre peeling y peeling puedes utilizar mascarillas tipo barros o arcillas, que son más suaves que el peeling.

Lo que conseguimos con el peeling es eliminar las células muertas de nuestra piel, eliminar el gránulo que tiene, dándole un aspecto mas liso y luminoso. El maquillaje queda mucho más compacto fino y natural. Y lo mas importante: ayudamos a que nuestra piel respire mejor al dejar el poro libre de impurezas, a mejorar los efectos de los tratamientos de belleza, borrar pequeñas arrugas y a activar la circulación sanguínea. La mascarilla nos da un aporte extra de hidratación. La piel lo notara y tu también.

El truco: yo aprovecho mientras tengo que tener el peeling y la mascarilla puestas, para hacerme el tratamiento a la vez en las manos. ¡Pruébalo! Se quedan preciosas suaves y lisas. Además, ellas (aparte del clima) soportan el lavado continuo a los que las sometemos y el uso de los detergentes. Así es que dales ese placer. Te lo agradecerán y aparte de tener la piel del rostro más lisa e hidratada tendrás unas manos más bonitas.

¡Hazle frente al frío con una buena cara! 🙂

Autora: «Danna«

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad *